Política vs música

febrero 25, 2009 at 2:19 pm (Cine, Internet, Música, Medios) (, , , , , , , , , , , , , )

Tres noticias recientes me llaman la atención. Por un lado tenemos al señor Nicolas Sarkozy, que en la reciente campaña de su partido ha utilizado el tema Kids de The MGMT (la banda newyorkina que adora mi amiga Nuria). Al parecer, le han pedido cuentas porque no tenían permiso para ello. Y todo esto mientras el Gobierno francés intenta sacar adelante una ley contra la piratería.

Y por otro, tenemos al partido conservador de Gran Bretaña, que critica la campaña que está haciendo la BBC con motivo del lanzamiento del nuevo disco de U2. Según cuentan, la cadena pública está publicitando a diestro y siniestro el acontecimiento, mientras programa distintos espacios donde se habla de la banda. La BBC alega que tiene concertadas con la banda irlandesa varias actuaciones y entrevistas por las que no cobrará, por lo que se trata de un tipo de “intercambio”.

Por último, el ministro de Educación e Investigación de Noruega, Bård Vegar Solhjell, ha publicado en su blog una defensa del intercambio de archivos P2P, coincidiendo con el juicio contra los dos noruegos creadores de The Piracy Bay (donde por cierto, han tenido que retirar la mayor parte de los cargos en su contra).

Me pregunto si los partidos políticos están al tanto de la realidad del mundo de la música, de las preferencias de los ciudadanos y de los cambios que se están produciendo por las nuevas tecnologías. A mí me parece que no, que en su mayoría tienen una miopía crónica en general y en especial a lo que se refiere Internet o a los medios de comunicación. A ver si dejan de meter la pata  (atenazados por el miedo a lo nuevo y rehenes de intereses atávicos) y toman nota del señor noruego. Porque si no quieren perder el tren, por ahí van a ir los tiros. El negocio está cambiando y el cambio no es reversible.

Y muestra de que el cortijo llega a su fin está la extraordinaria historia de Slumdog Millionaire. Y no me refiero al argumento (que también es extraordinario), sino a una peli de bajo presupuesto que nadie quiere distribuir (está a punto de hacer que Danny Boyd estrene directamente en DVD) que planta cara a las superproduciones de Hollywood y barre en los Oscar. Por cierto, una ceremonia de las mejores que recuerdo, con un Hugh Jackman inmenso que ha demostrado que se merece una estatuilla sólo por sus números en la gala. Y volviendo a Slumdog Millionaire, os dejo el vídeo de los créditos de la película, Jai Ho, de AR Rahman. Pegadizo y bailable. Tan emocionante y rítmico como la peli.

Permalink Dejar un comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.