Fronteras y cafrerío

septiembre 12, 2008 at 12:20 pm (Música, Varios) (, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , )

Me recomendó hace unas semanas mi amiga Violeta un español que se hace llamar Depedro. A medio camino entre un cantautor y la Americana music más de la frontera. Tan bueno que ni parece español. Mejor dicho, tan bueno en ese mestizaje que sólo podía ser español. Os dejo el myspace para que lo oigaís y si os gusta, está de gira. Mis favoritas, las que canta en inglés.

Para este proyecto ha tenido la colaboración de Amparo (que ya no es Amparanoia) y de Calexico. Nunca fue santa de mi devoción la primera, mientras que Calexico me quita el sentido. Feast of wire o su disco con Iron & Wine, In the reins, son extraordinarios. Y no espero menos del nuevo trabajo, Carried to Dust. Aquí su myspace. Música fronteriza que no sabe de fronteras. En este sentido, la música tiene mucho que enseñarnos en otros ámbitos de la vida.

Tampoco conoce fronteras las aportaciones para la difusión de la música. Hace poco os hablaba de la Reactable y sus prodigios. Pues este invento ha recibido el premio Golden Nika del Ars Electronica de Linz (Austria), uno de los más prestigiosos galardones del arte electrónico. Enhorabuena.

Y seguimos hablando de música. Nos enteramos  hace poco de que alguien ha pagado por un estudio de relaciones personales y aficiones musicales. La conclusión: si escuchas música alternativa tienes poca autoestima y eres introvertido. Al menos es lo que afirma el profesor Adrian North, de la Universidad Heriot-Watt. La investigación, que ha analizado el gusto y el carácter de 36.000 individuos, señala que los amantes del rock y del rap son rebeldes y los aficiondos al bel canto, adinerados. A los que les gusta el jazz y la clásica, creativos y con mucha autoestima. Los que prefieren el country, trabajadores y tímidos. Por último, es estudio apunta que los oyentes de soul tienen mucha autoestima, son dulces, creativos y extrovertidos. Allá cada uno…

Más cositas: todos hemos visto y nos hemos reído del empujón a Liam Gallagher (Oasis). Me ha recordado a esos vídeos caseros de tortazos, de vaquillas que se resbalan en encierros de pueblos o concursantes de Humor Amarillo que se dan el zamburguesazo frente al castillo de Takeshi. Tocando Champagne Supernova, un asistente al concierto que daban en Toronto saltó por sorpresa al escenario y embistió a Liam.

Lo triste es que por la broma, Liam tuvo que ser ingresado en un hospital y el parte médico nos deja una costilla rota y una rotura de ligamentos. Y la cancelación de alguna fecha en su gira por EE UU y Canadá.

Pero el cafrerío no acaba ahí. A REM le mangan una guitarra. No una guitarra cualquiera, la Rickenbacker que Peter Buck poseía desde hace 1982. Menuda faena. Ojalá que la recuperen.

Y para los que se acuerden de KLF, les dejo un interesante artículo sobre las andanzas de Bill Drummond y su visión del mundo de la música.

Y hasta aquí lo que se daba. La próxima actualización: el concierto en el Palacio de los Deportes de Madrid de Coldplay.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: