Rock the Casbah

enero 18, 2009 at 11:13 pm (Música) (, , , , , , , , , , , , , , , )

The shareef don’t like it
Rockin’  the Casbah
Rock the Casbah…

Rock the Casbah se escribió y compuso al final de la carrera de The Clash como grupo. Aparentemente es superficial, desenfadada y decadente, sin embargo, es un temazo con crítica ácida y cierto humor, un derroche de potencia vocal de Joe Strummer, una base de percusión hipnótica y un guiño en toda regla al eclecticismo. Aunque la MTV y su cultura videomusical llegaran más tarde a España, recuerdo perfectamente el vídeo. Y es que esos primeros vídeos que nos llegaban a la tele son algún tipo de impronta indeleble en nuestra memoria pop. Aquello que veíamos era magnético, era lo que venía de fuera, lleno de glamour y modernidad. Alimento para nuestras fantasías a ritmo de pop o de rock. Prácticamente canciones de cuna que redescubrimos años después y que nos retrotraen a los plácidos 80.

Hoy, volviendo a escuchar Rock the Casbah (o cualquiera de los temazos de The Clash) adivinamos una lección magistral de cómo hacer música: los ochenta, laboratorio de fusión de géneros, reinterpretación de los experimentos de la década anterior y toma de conciencia política y social. Melodías y ritmos que recordaban a los de otras músicas (es interesante cómo los músicos británicos miraban al mundo árabe y musulman, hasta hace unos años colonia del Imperio, con ejemplos como la propia Rock the Casbah o temas de The Police como Bombs Away, Tea in the Sahara), maneras de secuestar o adoptar todo aquello que pudiera rearmar melodías, estructuras o formas (Paul Simon y Peter Gabriel echaron mano de los que se hacía en África, por ejemplo).

The Clash se vendía en promociones como “The Only Band that Matters”. Y en la conciencia de éstos británicos estaba un mundo global, mucho antes de que se empezara a hablar de la globalización. No sólo eso, eran un grupo con memoria histórica. Y también con sentido del momento y lugar. Su This is England es todo un himno y ojalá nosotros tuvieramos un himno alternativo como ese.

Pero el legado de The Clash no está sólo en los grupos que hacen ska o escriben canciones de rollo anarca. Sólo hay que ver el sample de Straight to Hell que cuela  MIA en su Paper Planes.

O los guiñitos contínuos de Win Butler  de Arcade Fire (a veces cierro los ojos y cuando lo escucho cantar hasta pienso que es Joe,  aunque en esta versión de Guns of Brixton el que cante sea su hermanísimo Will Butler).

Pero mi favorita es Rock the Casbah, la canción perfecta para liarse con un desconocido.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: